domingo, 25 de octubre de 2020

EL ALGARROBO Y SUS BONDADES


Por sus distribución Mediterránea se adapta muy bien al clima y al terreno en el que se asienta. Favorece la morada y refugio para unas cuantas especies de aves forestales. En este articulo de Quercus (nº 22, 1986) nos acercan en profundidad a su distribución y principales características




domingo, 18 de octubre de 2020

OTOÑO, ESTACIÓN SENSORIAL

Se trata de llegar a tiempo, antes de que la estación despoje de sus ropas a los frondosos árboles y queden desnudos ante  las miradas curiosas de los paseantes. No se trata de hacer poemas de ramas sino de emboscarse para no irse por las ramas. Por lo tanto, es necesario agudizar los sentidos para observar, en esta ocasión por los bosques de Álava, y empezar a cosechar frutos para restaurar potenciales superficies con bellotas, majuelos y hayucos.
 
Este tiempo, de ver, oír, oler, saborear y tocar: observar el paisaje y sus habitantes; escuchar los cantos de las aves del bosque; olfatear el aroma de las hojarasca que se funde con el humus  y desprende un aroma peculiar; recolectar los frutos generosos de nuestros árboles y arbustos, castañas, nueces, avellanas, además de hongos comestibles; y sobre todo  es el momentos de palpar, usar las manos para impregnarse de lleno en la estación. 


Vista

Tacto
Gusto
Olfato
Oido


Emoticono me gusta el Otoño

domingo, 27 de septiembre de 2020

CLAVES PARA CONOCER EL ACEBUCHE


El acebuchar, pariente del olivar, posee unas notables cualidades atendiendo al punto de vista ecológico y protector. En este amplio reportaje de Biológica (n º 40, Enero 2000) nos acercan a las claves de su relevancia en la zona mediterránea, su localización en otros puntos peninsulares y su importancia para la fauna y flora asociada  a esta especie. No está de más leerlo, aunque hayan transcurrido 20 años desde su publicación.











sábado, 26 de septiembre de 2020

REIVINDICANDO EL BOSQUE DE GALERÍA

Se trata de uno de los ecosistemas más valiosos de nuestra geografía, el bosque de galería. Los chopos, olmos, sauces, alisos, fresnos lo pueblan con frecuencia. En esta ocasión se trata de un recorrido paralelo al río Sedanillo o Moradillo en la localidad burgalesa de Sedano.

La grafiosis que arrasó con infinidad de ejemplares de olmos, en esta ribera  muestra su recuperación prodigiosa con ejemplares jóvenes resistentes a la enfermedad. La regeneración natural ha vencido frente a otras técnicas experimentales llevadas acabo en otros puntos de nuestra geografía.

Una visión elevada del curso fluvial del río nos permite contemplar la vigorosidad de las distintas especies que ocupan sus márgenes. Lo que nos sirve para reivindicar los beneficios que genera este ecosistema:
  1.  Depuración de pesticidas y abonos.
  2.  Permite la retención de  los márgenes de las riberas (sujetando la erosión)
  3.  Facilita la fijación de dióxido de carbono (CO2).
  4.  Promueve la diversidad paisajística con la variedad de las especies que lo habitan.

lunes, 31 de agosto de 2020

NETAS GANANCIAS DE BIODIVERSIDAD EN MONTE TEJEA



Emplazado en el municipio de Valle de Villaverde perteneciente a Cantabria, ocupa una extensión de más de 250 ha en las laderas del monte Burgueño, dentro de los Montes de Ordunte. Los recursos naturales que dentro de su emplazamiento abundan han sido empleados por los lugareños  para obtener la materia prima para la realización de aperos del campo, aprovechamiento de frutos, como las castañas, cazar y obtención de carbón.
Aunque en su mayor parte el robledal ocupa la mayor parte de la superficie forestal, el hayedo a partir de los 600 metros de altitud principalmente, domina por el entorno. pero el bosque de ribera también encuentra su refugio en los márgenes del río Agüera y otros arroyos que atraviesan el municipio. El tejo  aparece con ciertos ejemplares distribuidos estratégicamente por la superficie forestal del terreno.
En invierno, cuando la savia no sube por el tronco, lo que permite  al árbol recuperarse  y para que la combustión fuera mejor es cuando se empezaban a extraer  las ramas de madroño, castaño, encina, roble cortadas en trozos de 70 a 100 cm de longitud y se dejaban secar hasta mayo. Luego en Junio y hasta Setiembre comenzaba la cocción en las hoyas para la extracción del carbón.
Una vista rápida a las imágenes que aparecen el video permite visualizar: acebo, mimosa, castaño con cierto color otoñal, pino, eucalipto, abedul, roble, haya, avellano, fresno, espino albar, aliso, rusco, mostajo, arraclán. Además de hongos, mariposas, deyecciones y rastros de  de fauna propia del hábitat.

jueves, 27 de agosto de 2020

ENTRE HAYAS Y ROBLES POR MURGIA


Con frecuencia, las obras de arte  suelen exponerse en lugares cerrados y fuertemente custodiados. En este caso, las esculturas son los árboles, robles y hayas, majestuosas, trasmochas, con muchas ramas y follaje, gruesos, vetustos en el tiempo y longevos en la memoria  de quién los vió plantar y ahora son parte de su paisaje y paisanaje cotidiano.
Tomando como punto de partida la localidad alavesa de Murgia,  en apenas kilometro y medio de trayecto ascendente se llega a la ermita de Jugatxi. Por el camino nos podemos detener a contemplar estas joyas patrimoniales, de retorcidas formas y de perímetro considerable en algunos ejemplares, que tan leña y madera  ha producido para beneficio de los habitantes de esta localidad alavesa

viernes, 21 de agosto de 2020

BIOTOPO LEIZARAN

Alrededor de veintidós kilómetros recorría el tren txiki que salía de Andoain, tras pasar por Plazaola se acercaba a la frontera navarra.  En la actualidad reconvertida en vía verde este itinerario nos adentra por paisajes donde el color predominante en la estación estival es el verde. A lo largo del trayecto del paseo se suceden centrales hidroeléctricas, canales, restos de vetustas aceñas y ferrerías, además de  antiguas minas. 

A pocos kilómetros de Andoain, Otita concentra gran parte de los atractivos que caracterizan    al valle. En este punto, cerca del río, se juntan la carretera y la antigua vía del tren de Plazaola, hoy vía verde; está acondicionado como zona de esparcimiento y es la sede del centro de acogida de visitantes centro de interpretación del agua y escuela de pesca sin muerte. Además, en sus inmediaciones está el mágico puente de Unanibia, el de las brujas. El primero de los muchos puentes que cruzan los meandrosdel Leizaran, algunos descomunales, como Auzokalte, otros discretos ancestrales, como el de Mustar.

El río  recorre una veintena de kilómetros salva 400 metros de desnivel desde su entrada en Gipuzkoa por  el alto de Urto hasta llegar a Andoain. Sus aguas, las más prístinas del territorio histórico, son el hábitat de truchas, anguilas, piscardos o madrillas además, de anfibios como tritones y desmanes. En sus riberas crece la aliseda mejor conservada de Gipuzkoa, que se extiende durante gran parte del serpenteante recorrido del río Leizaran y de muchos de
sus pequeños afluentes. Es por ello que el río y sus riberas conforman el biotopo protegido (76 has) mientras que el resto del valle está considerado  como zona periférica (5.944,5 ha).En muchos tramos  del río  el bosque de ribera se vuelca sobre el curso fluvial convirtiéndose
en una auténtica galería.
Un pasado minero e industrial reconvertido en biotopo para el deleite de todos aquellos que se acercan a conocerlo.