martes, 11 de septiembre de 2018

Los pinos de Euskadi se mueren

Pinos enfermos en Usánsolo, junto al Hospital, 15-08-2018


Los pinos de Euskadi se mueren

Una plaga de hongos ataca a estas coníferas, que ocupan más del 30% de la masa arbórea. Los profesionales forestales advierten de que esta enfermedad amenaza con desplomar un sector que genera unos 20.000 empleos solo en el País Vasco

DAVID S. OLABARRI, EL CORREO, Domingo, 9 septiembre 2018

Los pinos de Euskadi se están muriendo. No se trata de una frase hecha o de una exageración. Es una realidad que vienen denunciando en los últimos meses propietarios forestales, viveristas, empresarios del sector e ingenieros de montes. Los responsables son unos hongos cuyos nombres científicos son Dothistroma pini y Lecanosticta acicola, más conocidos como las enfermedades de la banda roja y la banda marrón del pino. Unos hongos que empezaron afectando sobre todo a Gipuzkoa, pero que en los últimos meses se están propagando a gran velocidad por Bizkaia -y en menor medida en Álava- por las condiciones meteorológicas. Los forestalistas hablan de una «epidemia» que pone en riesgo la viabilidad de un sector que emplea a miles de personas.

Más info:
https://www.elcorreo.com/sociedad/pinos-euskadi-mueren-20180909183252-nt.html

Ejemplares enfermos en los alrededores de Lekubaso

Los pinos de Gipuzkoa están heridos de muerte

Un alto porcentaje de la masa forestal de esta especie se está secando por culpa de dos hongos | «Es una hecatombe», afirman propietarios y fuentes próximas al sector forestal y maderero del territorio

JAVIER PEÑALBA, EL DIARIO VASCO, Jueves, 7 junio 2018

Los pinos están enfermos. Si nada lo detiene, la masa forestal de la especie insignis 'Pinu radiata' de Gipuzkoa va camino de la aniquilación. La pervivencia de los actuales ejemplares corre grave peligro. Voces expertas se atreven incluso a afirmar que padece un «cáncer para el que no hay cura posible». Se estima que un importante porcentaje de los ejemplares del territorio están infectados. La situación preocupa a la administración así como a los forestalistas vascos. Estos últimos podrían sufrir notables pérdidas, si la enfermedad avanza al ritmo que lo está haciendo. Algunas voces hablan de «hecatombe». Y lo peor es que no parece haber cura. 

Basta con echar un vistazo a los pinares para comprobar los efectos de estas plagas que reciben los nombres de 'banda marrón' y 'banda roja' por la tonalidad que adquieren las hojas de los ejemplares afectados. El color ocre que exhiben llama poderosamente la atención, máxime en esta época del año, donde el resto de la foresta luce un verde casi rabioso.

Más info

sábado, 28 de julio de 2018

DE BREVAS A HIGOS


La higuera es uno de los árboles generosos que pueblan nuestra Naturaleza. Las brevas y los higos, sus frutos, se convierten en riquísimos obsequios que nos endulzan nuestro paladar en distintas épocas del año. En este completo artículo firmado por Emilio Blanco de la revista Quercus (Febrero,1996, nº 120) nos relata sus peculiaridades, usos y distribución.



domingo, 22 de julio de 2018

CAMINA, MIRA Y OBSERVA

Tres premisas básicas, las de este encabezamiento, para salir a contemplar la Naturaleza. Y más si lo que se  pretende es acercarse al último reducto de bosque autóctono que sobrevive en la localidad de Mungia. A tan sólo dos kilómetros del núcleo urbano, rodeado de un polígono industrial e infraestructuras de vías rápidas.


Sorprende relativamente, que al comienzo del trayecto paralelo al arroyo Trobika, la idiosincrasia de los que llevamos 18 años en la brega en defensa del bosque autóctono por estas latitudes tiene su prolongación en este municipio. No importa de quien sea la iniciativa. Pública o privada. Municipal o voluntariosa, pero que alguien decida restaurar el margen del arroyo, que por cierto coincide con el comienzo del trayecto, merece toda nuestra aprobación. Arce, espino albar y avellano  empiezan a poblar el camino. La aliseda cantábrica se nutre de variopintos ejemplares, unos plantados y otros longevos arraigados sobre las margenes del cauce.


Predominan los avellanos,  fresnos, arces, tilos, sauces, alisos, pero también se distinguen liquidámbar, cornejo, roble y catalpa. Un verdadero ejercicio de identificación de especies en  apenas un paseo de un kilómetro. Conviene recordar a los que no conozcan el terreno que el 50% de la superficie del municipio son repoblaciones de eucaliptos y pino radiata, es decir, cultivos forestales.

En este oasis vegetal los, insectos, mariposas y libélulas, como la de la imagen superior encuentran sus paraíso. No son apenas observadas, ni molestadas por los que circundan sus dominios.


Se respira tranquilidad. Rota por el ruido de  los motores de los coches que circulan próximos al camino. También el señor del bosque, el arrendajo emite sus sonido peculiar alertando a los moradores del terreno de la presencia de extraños por sus dominios. Las cerezas están en su punto óptimo de recolección. Los frutos rojizos y carnosos son apetecibles a estas horas matutinas.


La cubierta vegetal se va cerrando.  El sendero se vuelve oscuro, silencioso y de un color verde oscuro. Los árboles y arbustos que lo delimitan ponen de manifiesto su relevancia; no tenemos límites y si no se interviene, año a año, conquistamos terreno.



A un lado, sin querer llamar la atención, una efímera rama de olmo nos da la bienvenida.  Partida, cuelga su peso, prolongando su existencia en pleno dominio del bosque de Morterondo. Algunas de las especies que lo constituyen son: Sorbus torminalis, Salix  x rubens, Salix atrocinerea, Salis fragilis, Populus tremula, Prunus spinosa, Pyrus communis, Quercus robur, Prunus lusitanica, Juglans regia, Fagus sylvatica,  Laurus nobilis, Ligustrum vulgare, Populus alba y Populus tremula entre otros.

Tomando un pequeño desvió,  cruzando el polígono industrial,en dirección hacía la ermita de San Antonio Abad, el concepto de basuraleza aflora en el terreno. La " chispa de la vida" emerge entre la floresta de la Robinia pseudoacacia y una gramínea.

 Sin prisas pero con pausas para asimilar lo observado, las pocas flores que aún pueblan las praderas de este lluvioso verano acogen el vuelo pausado en busca de sustento de la Iolana Iolis. No tiene competencia por este paraje, para saciarse de néctar fresco y natural.



Es hora de regresar. Y lo hacemos con una imagen similar al del comienzo de la entrada. En una campa adyacente a la ermita mencionada con anterioridad, tutores de color verde se camuflan sobre el terreno, albergando en sus entrañas futuros ejemplares autóctonos que repueblen el paisaje natural de esta parte del municipio. Por el momento, tres notables Malus domestica les escoltan con sus frutos generosos indicándoles el camino de  la supervivencia.

sábado, 7 de julio de 2018

ARBÓREO



La exposición Arbóreo muestra una selección de maderas de plantas leñosas (árboles y arbustos) que almacenas información sobre las condiciones en que se desarrollaron. Troncos y partes de árboles que guardan rastros sobre un territorio concreto. En los anillos de crecimiento de los árboles se almacena información sobre el clima, pero también indican como los árboles se relacionan con otros organismos vivos y sus reacciones ante eventos como incendios o aludes. A través de rodajas de troncos, piezas y montajes de árboles y arbustos del Altoaragón y una serie de paneles explicativos con dibujos tomados del natural, la exposición nos acerca esta ciencia de forma cercana y sorprendente, para disponer de más elementos con los que disfrutar de la naturaleza.


sábado, 30 de junio de 2018

EL URBAN KNITTING FLORECE EN BILBAO


 No es muy común observar esta disciplina artística  en nuestra ciudad. Debido a una iniciativa conjunta del Ayuntamiento de Bilbao y la AMPA de Maristas Bilbao la plaza  cercana al colegio  de la calle Iturribide muestra un colorido diferente. Los distintos árboles  y pivotes que la conforman muestran una textura, formas y color  notablemente opuestas a su primigenia corteza e incluso, un hipotético fruto cuelga de una de sus ramas.  Además, los árboles se encuentran identificados con su correspondiente placa  para saber a que especie pertenecen  e introducir en la botánica a los neófitos.
Os recordamos que en una entrada anterior en formato vídeo os enseñamos esta modalidad del arte en un pinar de una localidad burgalesa.







domingo, 24 de junio de 2018

IDENTIFICA Y CONOCE A LOS QUERCUS

El solsticio de verano es un buen momento para emboscarse en nuestras masas forestales más próximas y descubrir nuestros árboles autóctonos. En Euskadi tenemos una amplia variedad representativa del género quercus, entre los que se encuentran los  que aparecen en la lámina superior.


Pero buceando en nuestra Hemeroteca encontramos un interesante artículo de la revista (Quercus,nº 12,1983) donde nos reseñan las bondades y virtudes de este árbol, así como su distribución peninsular.



Tras una lectura pausada  del citado artículo en la lámina de arriba se encuentran una serie de árboles representativos del género quercus que seguro que identificaréis sin dificultad.

sábado, 16 de junio de 2018

RECICLAJE CASERO CON UNA FINALIDAD DE PROVECHO



Un tutorial breve, sencillo y didáctico para todos aquellos neófitos que se interesan por restaurar nuestros paisajes. Un segundo uso para un envase de uso doméstico reconvertido en una simple maceta.


domingo, 10 de junio de 2018

LA RELEVANCIA DE NUESTROS BOSQUES SEGÚN LA FAO





Por medio de la Colección el estado del Planeta, la FAO edita una serie de libros para conocer los recursos existentes en nuestro planeta y como evolucionan. En este dedicado a los Bosques (2018) sus gráficos son ejemplos muy clarificadores de porque debemos seguir respetando, conservando y plantando árboles y arbustos autóctonos.






lunes, 7 de mayo de 2018

ANIMALES EN EL PARQUE 05/06-05-2018. TXIRPIAL MUSEO DE BELLAS ARTES DE BILBAO

Unas hojitas de laurel para el herbario
Bajo el haya purpúrea no crece la hierba
Encontramos una cáscara de huevo de Mirlo
Nido calentito
Nido con lazo
Sin título
Con las manos en el nido
Se oye un mirlo
A la sombra del haya purpurea
Superguía
Las raíces sujetan el suelo
Me lo llevo
Del tocón cortado resurge la vida
Completamos las hojas del herbario
Nido con tejado
Un error disléxico, un niño pregunta: ¿aquí hacen yoga?, no hacen Goya

martes, 1 de mayo de 2018

TRANSITANDO POR EL BOSQUE DE LOS DUENDES




El movimiento artístico que adorna el entorno natural con hilo y lana se denomina Urban Knitting. En Herrera de Valdivielso, en  la provincia de Burgos, en el valle de Calderechas, no todo son cerezos y manzanos en flor. Te puedes emboscar en un bosque mágico en los día de niebla para transitar por el pinar. El silencio y los elfos te acompañarán.

BOSQUE AUTÓCTONO DE MUSKIZ

El municipio de Muskiz pertenece a la Región Eurosiberiana que se caracteriza por un clima templado y húmedo con frecuente precipitaciones. Al comenzar el recorrido apreciamos parte del entorno en el que nos movemos. frecuentes cultivos forestales de fondo, pinos mayormente, y eucaliptos diseminados, pastizales pertenecientes a propietarios privados y un encinar con presencia de especies asociadas a su cortejo florístico.
El abandono de las explotaciones agropecuarias en los últimos años nos permite observar la recuperación del bosque autóctono en determinados lugares. Incluso en tramos del camino por el que transitamos se muestra tapizado por jóvenes brotes verdes de robles.


Según vamos avanzando el bosque mixto recupera su espacio sobre el terreno. El roble se erige en protagonista, muy bien secundado por fresno, acebo, avellano y sauce. La floración del estrato arbustivo se muestra en vigencia: endrino, espino albar y bonetero en menor medida muestran sus mejores galas.


Alcanzamos el punto más elevado del recorrido y el amarillo inunda el paisaje en fuerte pugna con el verde de la pradera ligeramente inclinada. Los narcisos colonizan el terreno del robledal, formando pequeños islotes. Los  árboles empiezan a esbozar los primeros brotes verdes en sus ramas que vestirán su figura en futuras estaciones.

En el descenso el cerezo teje una malla simbólica de color blanco que cubre el fondo del municipio con sus casas y su refinería en el horizonte. Hombre y Naturaleza de nuevo, emboscados en la pugna por el dominio del territorio, respetando por el momento su espacio.
Un último vistazo, una mirada intencionada para observar el paisaje por el que  nos hemos movido para mostrarnos una vegetación de ligeros pastos colindante con el matorral, con pequeñas masas forestales de árboles y arbustos, donde predominan los cultivos forestales.
Pero también, con diminutos bosquetes con un significativo valor florístico: narcisos, jaras,  primeras orquídeas propias de la estación primaveral.