martes, 24 de noviembre de 2009

Y VAN DIEZ EDICIONES

Dicen que en el juicio final a todos cuantos sepan el nombre de cien árboles habrán de absorberles para la eternidad. No era ese el objetivo de Txirpial, al celebrar en el día 22 de Noviembre el DÍA DE LOS BOSQUES AUTÓCTONOS en el parque de Doña Casilda en el centro de Bilbao. Bastaba con que los asistentes fueran capaces de quedarse con la idea de la etiqueta que iba impresa en los envases donde iba introducida la planta autóctona: UN BOSQUE NO ES UN CULTIVO, en euskera y castellano.
La jornada comenzó a las diez y media de la mañana. El fuerte viento contrastaba con los primeros rayos solares y la temperatura cálida. Sorprendió la significativa presencia de simpatizantes del colectivo, algo inusual en ediciones anteriores. El primer grupo de visitantes partió en seguida. El roble, el ginkgo, el laurel con porte de árbol, los naranjos, el haya purpúrea, el cedro del Líbano, los tejos, el alcanforero, el acebo fueron los verdaderos protagonistas de la mañana.

Al concluir la visita guiada y gratuita, se regaló a los visitantes y a todo aquel interesado en plantar un árbol o arbusto autóctono: manzano silvestre, peral silvestre, espino albar, arce. Un total aproximado de 200 plantones, con sus correspondientes consejos para que un futuro no muy lejano puedan formar bosques.

Aunque la participación resultó menos abrumadora que otros años, nos sentimos recompensados con la publicación en el diario de mayor difusión regional, de una misiva alusiva al objetivo de nuestra campaña. Después de todo, siempre nos quedará una próxima ocasión.