viernes, 29 de noviembre de 2013

EL PARQUE AL SERVICIO DE LA TECNOLOGÍA

Color. La mezcla de tonalidades  se acrecienta en el Otoño. El parque tecnológico de Zamudio presume de aunar la innovación científica, la Ciencia y las más modernas tecnologías con el Medio Ambiente que le rodea. El arce en su máximo esplendor es un botón de muestra de lo anteriormente señalado.

Frutos. La montaña mágica de bellotas que se aprecia en primer plano provienen de los quercus robur que pueblan este singular vergel de saber y ciencia.Basta con tomar un puñado,o un saco de ellas y buscar un terreno adecuado donde sembrarlas para que la especie rebrote con la finalidad de restaurar nuestros montes cercanos.

Madera muerta. Los árboles viejos continúan proporcionando vida después de fenecer. Este viejo tocón acomoda en una muestra clara de simbiosis una serie de inquilinos, que recubren su perímetro en la estación en la que nos encontramos.

Líquenes. "Lo pequeño es a veces lo que produce que el ecosistema funcione" en palabras del profesor de la ULE Arsenio Terrón.Los hay de diferentes formas y tamaños, aquí se muestran unos adheridos a la corteza de un roble notable.
Hongos. Resulta oportuno refrescar el concepto de que no todos los hongos forman setas. Los de la imagen crecen en círculo y han servido de nutriente para un habitante del entorno.Gracias a estos y a las bacterias la materia orgánica se puede reciclar.

Flora acuática. Un bioindicador medioambiental de la pureza y buena calidad del arroyo es  la presencia de este ranúnculo. Arraiga con fuerza en la profundidad del caudal de agua.

Tonalidades. Los contrastes entre los claros y oscuros de la hojarasca y el incipiente nacimiento del crocus dotan de equilibrio al ecosistema.
Árboles. Más de 5.000 árboles pertenecientes a 78 especies diferentes pueblan los aledaños del parque tecnológico que comprende  los municipios de Derio y Zamudio. Convenientemente identificados por una placa con el nombre de la especie y una foto representativa del mismo.

Materia. Piedra y árbol se funden en una puerta visual imaginaria. Al fondo un candelabro natural dibuja la imagen. En palabras de Leonardo da Vinci: "El dibujo es el primer verbo del artista. Todos los demás verbos están en su interior".
Agua. Elemento imprescindible que proporciona humedad al terreno  y nutre a las cantimploras imaginarias de los alisos que hunden sus raíces en el líquido elemento.
Intangibles. Boletus, avellanas, castañas son nuestras visibles del paseo matinal por este pulmón verde que atraviesa el Parque Tecnológico de Zamudio.
Tránsito. El camino aparece vacío. Al tratarse de un día no laboral son pocas las personas que recorren sus entrañas. Al mirar la vista atrás descubrimos la senda tapizada de hojas: cadúcas, amarillas, rojizas y ocres, que nos despiden con un hasta pronto.