sábado, 14 de marzo de 2015

PORQUE LO DENOMINAN BOSQUE CUANDO EN REALIDAD ES UN PARQUE URBANO

 Hasta cinco veces repitió el presentador del acto la palabra Bosque en la inaguración del Parque Munoa en el municipio de Barakaldo.  Desde esta página  no vamos a entrar en consideraciones  presupuestarias y políticas de lo que se debe o no hacer con dinero público. Pero si mojarnos en la definición de BOSQUE que consideramos la más acertada:


Un bosque es un ecosistema natural y complejo, dominado por especies arbóreas y vegetación autóctona del lugar,  animales, hongos y microorganismos del suelo. Todos estos elementos establecen un conjunto de interrelaciones que perduran en el tiempo,  autoabasteciéndose sin necesidad de la intervención del ser humano, no es por  tanto, un conjunto de árboles uniformes  y de idéntica edad.

 Si seguimos la premisa anterior, la finca Munoa no cumple ese requisito. Pues como dice en el folleto de mano promocional: " Su abundante arbolado le convierte en un pequeño bosque". Si los abetos, eucaliptos, cipreses, acacias, robles americanos, palmeras, sequoias, mimosas y cedros son propias de nuestra región eurosiberiana algo falla en el ecosistema. Vale que existan unos chopos, tilos y hasta un tejo longevo, pero el resto de vegetación se corresponden a los gustos del propietario de la parcela que fue introduciendo árboles y arbustos de otras latitudes.

 Por lo que respecta a su diseño se corresponde a un jardín británico con sus correspondiente caballerizas, estanque en su interior y pinceladas artísiticas como lo demuestran los bancos de la entrada cubiertos de cerámicas con secuencias del Quijote, como se puede apreciar en una fotografía anterior.


 En las siguientes imágenes se muestran los portes de diferentes árboles que circundan el perímetro. junto con la floración primaveral en alguno de ellos y mostrando la diferencia entre perenne y caducifólio de alguno de ellos.


Por otra parte, agradecer la presencia de un árbol viejo que permita a los otros habitantes del parque establecer su morada como se reseña en la definición arriba citada ( hongos, microorganismos, invertebrados, entre otros)