sábado, 15 de agosto de 2015

LOS ZUFREIROS DEL FRADE

Espacio natural de las Médulas. Una visita relámpago para conocer los Alcornoques residentes en el Monte El Frade. Acompañados por encinas y madroños en la parte baja del camino que da acceso a tan singular paraje. Nos adentramos por una amplia pista,  en un monte denso y cerrado. Los Quercus suber dominan la parte más baja y térmica del recorrido. Alcanzando mayor porte y despuntando por encima del dosel del resto de especies.

Otras especies componentes del estrato arbóreo, que en algún caso se muestran en forma de pequeños rodales son el quejigo, rebollo y espino albar. 

 Los castaños también aparecen en fincas particulares adyacentes a la pista por la que transitamos. En cuanto al sotobosque, distintas especies de jaras y estepas, además del brezo blanco adornan el paisaje mezclándose con otras propias de la región atlántica.

Esta cubierta vegetal sirve de refugio para la fauna y avifauna que encuentra en este hábitat una importante despensa alimenticia, propiciada por la abundancia de bellotas que pueden recoger en la temporada otoño-invierno.


A pesar de tratarse de un árbol típico del clima Mediterráneo, el zufreiro, azufreiro, como se le denomina localmente,  arraiga con fuerza en esta franja de transición hacia la región eurosibereiana. Por otro lado, es una especie muy apreciada por su fruto, sustento del ganado. Pero sobre todo por su corteza, compuesta por una gruesa capa de corcho ligera y porosa


Un notable ejemplar de esta especie se encuentra incluido en el Catálogo de Especímenes Vegetales de singular relevancia de la Junta de CyL, con una altura de 13 metros y un diámetro del tronco de 1,70 metros.