viernes, 12 de marzo de 2010

EN LA BIODIVERSIDAD ESTÁ EL GUSTO

La cita fue a las diez y media de la mañana en la plaza de Alonsotegui. Una quincena de valientes plantabosques, padres con sus "pequeños duendes" incluidos emprendieron el ascenso hasta las proximidades del refugio. Otros lo hicieron con posterioridad y los más madrugadores esperaban ya arriba al grueso de la expedición. El camino es llevadero. Con ligeras pendientes que se hacen amenas si la compañía resulta inmejorable. ¿Verdad Andoni?
La plantación se realizó en una percela con ligera pendiente, lo cual asusto en un primer momento a los participantes. Los cuarenta plantabosques, "entre retoños y plantones adultos", tras elegir herramienta buscaron la adecuada colocación de las especies disponibles: Cerezo, Nogal , Roble, Arce campestre, Espino Albar, Serbal de los cazadoreres, Manzano y Peral silvestre.

El terreno desbrozado y con los agujeros materialmente hechos facilitó la labor de los esfozados voluntariosos participantes. Bastaba con colocar la planta en alguno de los socavones y cubrirla adecuadamente. La Naturaleza después, se encargará de nutrirla y regarla en las venideras estaciones. En apenas dos horas se concluyó la faena.



Un oportuno refrigerio en el albergue cargó las baterias de nuestros plantabosques. El intercambio de impresiones y la cita para posteriores eventos pusieron el colofón del ZUHAITZ EGUNA.