sábado, 22 de mayo de 2010

"SEMOS" BIODIVERSOS



El concepto de BIODIVERSIDAD que hoy conmemoramos fue empleaado por Edward O. Wilson a finales de los años ochenta para definir la variedad de seres vivos de un ecosistema. Pero como en todos los campos del saber y de las ciencias, la palabra se ha convertido en tan manida, conviertiéndose en popular y llevándonos a cierta ambigüedad su significado.
Es un término que se puede aplicar a los diferentes estratos de organización biológica: desde los genes al paisaje; pero también resulta común que haga referencia a la variedad de especies, a la diversidad de sus poblaciones y comunidades, o a la diferencia genética dentro de cada especie. El citado Wilsón la resumió como "La totalidad de la variación hereditaria de la vida".
Por eso su distribucción no es uniforme en la Tierra, sino que se encuentra concentrada en un número relativamente pequeño de habitats. Entre estos sobresalen los bosques y selvas tropicales, que con menos del 30% de la superficie del planeta , contienen más de la mitad de las especies de la Tierra. En ellos se encuentra el 40% de las plantas fanerógamas y se estima que más del 90% de los insectos, la mayoría aún por descubrir en el dorsel arbóreo.
En el medio marino, los arrecifes de coral representan el alto valor de la biodiversidad con una gran variedad de peces, corales y moluscos. Es conveniente no olvidar que según los expertos existen entre 5 y 100 millones de especies , lo cual resulta un tanto impreciso nuestro conocimiento sobre el vocablo que nos ocupa.Por el momento, se han detallado 1,7 millones de especies, y del 90% de ellas se sabe más bien poco. En el campo de los insectos, son las mas citadas y las que quedan todavía por descubrir. Tambien los hongos y las bacterias, de los que se desconoce entre el 95% y el 99% de las especies.
Pero, ¿Cuales son las bondades de la tan utilizada BIODIVERSIDAD?
Principalmente, mantienen los recursos naturales, regula el clima, protege los recursos hídricos, purifica el agua y permite la renovación del aire. Fortalece el enrequcimiento del suelo, facilita los avances sociales y tecnológicos en los campos de la medicina y la agricultura. Permitiendo el alimento y combustible necesario para sobrevivir.
Pero tambien existen peligros que la acosan. Se calcula que un 50% de la flora y de la fauna de la Tierra podría estar en peligro de extinción en tan sólo un siglo. Lo que afectaría a todos los grupos de seres vivos , en cualquier lugar del planeta, con una gran pandemia de extinciones.
Las acciones realizadas por la intervención humana inciden de forma directa en la pérdida de biodiversidad. Mencionaremos a la contaminación, la deforestación, la sobreexplotación o la introducción de especies invasoras como notorios ejemplos , agravados por las dramáticas consecuencias del cambio climático.
Pongamos el colofón con una nota de optimismo, respetando y conservando lo que conocemos, sin fijarnos mayores metas globales porque entonces se cumplirá la máxima de Esopo:
"Complace a todos y no complacerás a nadie".